Y ahora la crisis del pepino…

2 junio, 2011

Parece ser que no teníamos bastante con tener la grave crisis económica que estamos atravesando, y ahora le toca al pepino español. Algunos se preguntarán qué importará esta simple hortaliza. Hay que recordar que un gran porcentaje de nuestro PIB suponen las exportaciones de frutas, verduras y hortalizas. España es considerada la “huerta de Europa”.

Los invernaderos de Almería

La última crisis alimentaria internacional ha puesto su foco sobre el pepino español, la cuarta hortaliza en volumen de exportación. El sector agroalimentario ya predice pérdidas millonarias, pero el verdadero coste económico llegaría si la alarma se extiende a tomates, pimientos y lechuga, que son el verdadero motor de la huerta española.

Si Alemania pasara de los controles aduaneros actuales a un bloqueo sobre tomates, pimientos o lechugas (como ya ha hecho Austria y Rusia), el impacto sería ya de centenares de millones de euros, puesto que el país germano compra el 25% de las hortalizas frescas que España exporta y estos productos acaparan más de la mitad de las ventas.

El sector hortofrutícola español afirma que la alerta sanitaria provocada en Alemania por el brote de ‘E. coli’, atribuido a una partida de pepinos, puede generar daños “multimillonarios y en cascada” en este mercado, que realiza exportaciones por un valor cercano a los 200 millones de euros a la semana.

Ahora Alemania da marcha atrás, la senadora de Salud de Hamburgo, la misma que lanzó alegremente la acusación, ha tenido que dar marcha atrás y reconocer que la bacteria aislada en las heces de los pacientes no se ha encontrado en los pepinos analizados.

Los análisis indican ahora no solo que el origen no está en España, sino que ni siquiera se encuentra en los pepinos.

Es una rectificación que no ha servido de mucho, como sabemos, han sido muchos los países que se han sumado al veto de pepinos y de otras variedades vegetales producidas en nuestro país, las pérdidas son millonarias, pero lo peor es que el prestigio y la reputación de los productos españoles se ha visto afectada y la desconfianza se mantendrá. Alemania debería pagar las consecuencias de la crisis del pepino, parece que no se ha seguido un protocolo de rigor para determinar la verdadera procedencia de la infección alimentaria.

Pincha aquí si quieres ver el gráfico de exportaciones, el contagio de las bacteria y los casos en Europa

Y por último, COME PEPINO Y DEMÁS VERDURAS Y HORTALIZAS DE LA HUERTA ESPAÑOLA


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.